18 May 2020

Existen dos formas para generar tráfico en sitios web: los anuncios en Google AdWords o SEM (Search Engine Marketing) y SEO (Search Engine Optimization). Aunque apuntan a lo mismo (posicionar en la web a una marca o empresa para conseguir más clientes y generar más ventas), se diferencian, se adaptan a las necesidades de distintos clientes y en muchos casos, se complementan.

Google AdWords es un programa de Google online con el cual se puede llegar a las personas (posibles clientes) en el momento oportuno, es decir que un usuario puede encontrar la empresa publicitada justo al momento de buscar lo que ofrece dicha empresa. Esta herramienta también permite ubicar el anuncio bien sea arriba o al lado del buscador y además da la posibilidad de orientar la campaña publicitaria a clientes en distintos países o ciudades. Por otro lado, SEO busca a través de varias estrategias posicionar una página web en los primero puestos de los resultados llamados orgánicos.

Registrarse en AdWords es gratis, y no se cobra en el momento en el que aparece el anuncio, pero tiene un sistema de pago llamado PPC (pago por click). Esto quiere decir que solo se paga cuando alguien interesado en visitar su sitio hace click en su anuncio. Adicional a esto, la persona o empresa decide cuánto quiere gastar por mes y nunca se le cobra más del presupuesto establecido, pero también es ajustable sobre la marcha. No hay una inversión mínima obligatoria y se pueden incluir una cantidad ilimitada de frases que activarán los anuncios en Google. Por el contrario, Google no cobra a quien intenta posicionar su sitio por medio de SEO, así que aparentemente esta estrategia es gratis, sin embargo, usualmente se contratan expertos que se encargan de realizar dicho trabajo. La inversión en programación, diseño y arquitectura de la información para lograr posicionar un sitio por medio de SEO puede entonces llegar a ser alta en principio.

Es importante saber, que a diferencia del posicionamiento web (SEO), AdWords permite que una empresa aparezca un minuto después de haber activado la campaña, pero también es cierto que deja de aparecer una vez que se deja de pagar, lo cual no sucede con SEO, y aunque posicionarse con SEO es un proceso bastante largo, una vez se logra, este se mantiene allí.

De todas estas descripciones, vale la pena concluir algunas cosas: AdWords tiene a su favor que permite que el anuncio aparezca justo después de haber activado la campaña, además de cambiar los textos de los anuncios, las palabras claves que se necesitan en la campaña y orientar la campaña segmentando la audiencia. Tiene en su contra el tener que invertir constantemente para que los anuncios que se desean sigan apareciendo.

SEO, por su parte, tiene a su favor que la aparición del sitio web en las primeras posiciones se mantiene durante mucho sin necesidad de pagar, lo cual refleja calidad y por ende es muy beneficioso para la empresa y sus ventas. Tienen en contra el tiempo que toma llegar a alcanzar una buena posición en buscadores. Los resultados, por esta razón, no son en absoluto inmediatos.

Entonces ¿qué funciona mejor? Es relativo a las necesidades o intereses corporativos, pero lo más importante es tener en cuenta que se complementan y son el equipo perfecto para el desarrollo de una estrategia de marketing digital que permite a una empresa tener ventajas sobre todas las demás. SEO y SEM no deberían considerarse competencia; las dos son opciones excelentes si se aplican como se debe.

¿Quieres más información? ¡Sigue nuestro Fan Page! Maad Chile, es una agencia enfocada 100% al Marketing Digital

More Posts - Website - Twitter - Facebook - LinkedIn